Viaje a tierras lejanas

Tras regresar a Rheda-Wiedenbrück después de un corto período en Madrid, me sorprendí al encontrar todo aquello tan familiar como extraño. Cabe decir que la segunda apertura de oreja fue más sencilla y menos apurada que la primera pero aun así me tocó sufrir para hacerme entender. Como ejemplo podría poner el viaje desde el aeropuerto de Düsseldorf, en el que, a cinco minutos de la salida del último tren hacia Rheda, aún estaba yo dando vueltas por los andenes intentando encontrar mi tren  mientras los confusos ojos de los asistentes de la Deutsche-Bahn me seguían. Sin embargo, no puedo decir sino que ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Adaptarnos a nuevos lugares, lenguas y culturas nunca es fácil así como no lo es estar separados de nuestros seres queridos. Aun así, viajar nos abre la mente a nuevas realidades y nos impulsa a madurar y crecer. Teniendo esto en cuenta, puedo decir que Alemania me ha ayudado bastante, no solo por el hecho de salir de la rutina, sino por la gran bolsa de experiencias que de allí me llevo, tanto de entrenador como de persona. Haber conocido a Natalia, Joan, Elif, Felix, Stephan o Steffen así como a los chiquitines del DJK, entre otros, ha sido una muy grata experiencia que, además, me abrió los ojos frente a mis prejuicios. Yo, viajé pensando que al aterrizar me recibirían con caras largas y disciplinadas, como es el estereotipo que tenemos de los alemanes, pero sin embargo me encontré con amigos que me recibieron con los brazos abiertos y emoción por mi llegada.

Otro punto que me sorprendió fue la vida con la familia. Pese a que los primeros días fueron un poco incómodos por la falta de confianza, después de la primera semana todo era normal. Comunicarse era a veces tarea complicada, pero una vez logrado todo iba como la seda. Me llevo muchos recuerdos como excursiones por Westfalia o los por la tarde Eiskaffe en las cafeterías de Bielefeld, pero sobre todo una idea en mi cabeza: el idioma nunca será una barrera para pasarlo bien.

Comments